Mama, quiero tener colita

Para Carnaval (ya se que llego un poco tarde) disfrazamos a Lucía de gato. Como no le gusta llevar cosas en la cabeza, las orejitas fueron visto y no visto. Pero otra cosa fue la colita, que gracia le hizo; la tejí con lana acrílica y se la cosí a la cintura de sus leggins, así no le molestaba al sentarse.


Y que paso cuando llego la hora de irse a dormir, pues que no quería ponerse el pijama, que tampoco es algo raro, ya que no le gusta, pero está vez era por que quería dormir con su colita.
Y en estos momentos, forma parte de su vestuario, le encanta, le hace reir, se pone contenta cuando le pongo los pantalones con colita, me dice que tiene colita como el gato, que tenemos en casa y los perros, que vemos por la calle...jajajajajajajajajajaja, feliz semana !!!

3 comentaris:

  1. Que bonica! És tan gratificant quan xalen amb una disfressa feta per tu oi?
    A la Laia també li encanta posar-se cua. De tant en tan m'ho demana i jo li lligo una cinta a la trevilla del pantaló, i tot el dia contentíssima. Que mones que són!

    ResponElimina
  2. jajaja! qué divina!!
    es preciosa tu princesa! ^.^
    muchas gracias por la visita, un beso!!

    ResponElimina
  3. A Neus le encantaría tener esa colita.
    :)

    ResponElimina

Blogging tips