Pomona



Según cuenta la leyenda, Zeus padre de todos los dioses, confió a Pomona los cuidados de sus árboles frutales, y estaba satisfecha con ella: la bella diosa se ocupaba concienzudamente de árboles y arbustos, les proporcionaba agua y los liberaba de las malas hierbas. La jardinera estaba tan entregada a su trabajo que se volvió insensible a las lisonjas de sus numerosos galanteadores. Vertumno, dios del cambio y las estaciones del año, hubo de transformarse en una anciana para que Pomona le prestase atención.
 
 
Y con esta maravillosa historia empezamos nuestra actividad culinaria de cada viernes, nuestros viernes dulces, la que nos inspiro. Además que estamos en el mes, que ha empezado la temporada de la manzana, que nos durará hasta enero, así que a disfrutar de ella.
 
 
Como estamos perdidas en un maravilloso y pequeñisimo pueblo de playa del Mar Menor, con lo que teníamos a mano: harina de trigo, manzanas y dátiles, y llevando a cabo recetas simples y a la vez maravillosas, libres de azúcares, huevo...y muchos pasos e ingredientes, dimos forma a unas riquisimas empanadillas de manzana.
 
 
Cortamos las manzanas a cuadritos, las pusimos en una sartén con un poquito de aceite de oliva. Bajamos el fuego y dejamos que se fuese haciendo poco a poco una maravillosa compota, a media cocción añadimos trocitos de dátiles y un pizca de canela y lo dejamos un ratito más en el fuego.
 


Mientras se hacía el relleno, la manzana; mezclamos en un plato harina, un poquito de sal y aceite de oliva, fuimos añadiendo el agua necesaria para que se hiciese una bolita, que no se pegase en nuestras manos.
 
Como en la casa que estamos no funciona el horno, bueno no es que no funcione, sino que no cierra bien, utilizamos la sartén para dorarlas. Si os animáis a hacer esta receta, es mejor que las pongáis al horno y cuando estén doraditas, ya están hechas.
 
El resultado fue maravilloso,un postre rico, riquismo, sencillo y fantástico para hacer con los pequeños de casa.
 
Feliz domingo, no queríamos acabar este post sin recomendaros el maravilloso post, que ha hecho Imma de Para mi peque con amor sobre el cose conmigo en el que hemos participado: Recopilatorio de rinoneras.
 
En la casa, que estamos, hemos encontrado
este tesoro, escondido en un armario,
nos ha encantado.
PD: como no teníamos rodillo, utilizamos un bote de cristal reciclado, algo que le encanto a Lucía.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Blogging tips