3 añitos

 
Está semana hemos estado de celebración.

Hemos celebrado junto aquellas personas, que nos han acompañado, mediante su presencia física o espiritual, que nuestro pequeño-gran milagro lleva tres años tejiendo, poquito a poco, sus raíces con preciosos hilos de mil colores.

 
Unas raíces fuertemente enraizadas en la madre Naturaleza.
 
Para ello, cosimos una corona de tela y fieltro. El año pasado la hicimos sólo de fieltro, poquito a poco, vamos aprendiendo cositas nuevas, que nos ayudan a hacer nuestra vida más bonita, más nuestra; que nos acercan a una vida más autónoma, más creativa, más adaptada a nuestras auténticas necesidades.
 
Queremos agradecer la sabiduría costurial de nuestra tita Esther y de Laura, la maravillosa profe de costura de Barribastall (muy, muy recomendable; asistimos a sus clases desde hace unas dos semanitas, los martes por la tarde).
 
 
Y que mejor que acabar esta semana de celebraciones, de agradecimientos y de mucho amor, que con una maravillosa canción, que nos encanta y que queremos compartirla con todas aquellas personas, que nos visitáis y que formáis parte de nuestra vida.
 

Una caja de vinos y una bombilla

 
 
Hace unos días hablando con Eva y con su maravilloso bebe Lola entre otros muchos temas (ganchillo, costura, educación...) hablamos de las mesas de luz. Un maravilloso recurso de posibilidades infinitas.

Nuestra caja de luz la hicimos con una caja de vinos de madera, una lámina de metacrilato y un sistema eléctrico.
 
Una de las actividades que más hacemos en casa en este momento es explicar cuentos. Las figuras las hemos hecho con folios negros. A Lucía le encanta, tanto que yo se lo explique, como que ella vaya creando el cuento con los personajes, que tenemos.

 
Nuestra inspiración para hacerla fue el maravilloso blog de Marina Pell a pell.
Feliz fin de semana de Carnaval.
 
Blogging tips